domingo, 15 de julio de 2007

México y el genoma del maíz

Como se dice en el vídeo de la entrada de ayer, lo importante es "darse cuenta". Tengo pendiente escribir una entrada sobre Brasil, un país de contrastes que se "dió cuenta" mucho antes que nosotros. Sin embargo, hoy le toca el turno a México porque, según leo en la prensa, también allí nos han adelantado.

El genoma del maíz ha sido secuenciado en Irapuato (México) por científicos del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad (Langebio). A pesar de no haber dos noticias iguales y de sus muchos gazapos, he podido entresacar la siguiente información, que considero correcta.

Las autoridades mexicanas han invertido 600 millones de pesos (54,5 millones de dólares) para secuenciar en dos años la parte codificante del genoma del maíz. El genoma completo consta de 2.000 millones de nucleótidos (las "letras" o componentes químicos que se repiten en el ADN, formando una cadena). Los científicos, sin embargo, sólo han estudiado la fracción ocupada por los genes (de ahí que se denomine "codificante"), que representa aproximadamente el 7% de la secuencia. En la secuencia obtenida, de unos 6 millones de nucleótidos, han identificado unos 52000 genes.

Con semejante esfuerzo, México se asegura un papel destacado en el conocimiento sobre el maíz, una especie de gran importancia para su agricultura. Con estos hallazgos, probablemente, también se asegura de que los genes del maíz y sus aplicaciones no pasen a ser propiedad exclusiva de las grandes compañías biotecnológicas.

Y a nosotros ¿cuándo nos toca?